Galería

Diferentes Caminos a la Verdad

Published Date: julio 1, 2005

Disponible en

$3.99

¿Quieres conocer la obra?  ¡Descarga algunos cuentos gratuitamente!

Descarga una muestra
13x19,5
Español

El Libro

Diferentes Caminos a la Verdad es el título del libro de relatos lanzado en Julio de 2007. Tiene un total de 34 relatos de ciencia ficción, fantasía, mitos urbanos y algunas otras temáticas. Uno de los relatos que presentes, titulado “Polvo” obtuvo el primer puesto en el concurso San José – Parker el año 2004. El relato “Multitemporal” obtuvo una mención de honor en el IX Concurso de Cuentos “Dr. Jorge Ritter”. Además, puse la segunda parte del chausero también para que los fans de este mítico personaje puedan leerlo ;-).

 

El Libro se llama “Diferentes caminos a la verdad” justamente porque muestra las múltiples facetas de los diferentes universos (físicos y mentales) que habitamos, muchos de los cuales a pesar de ser contrapuestos no dejan de ser válidos. Vemos diferentes objetos, ideas o situaciones desde diferentes ópticas. En varios de los relatos, por ejemplo, el mundo, para el observador o personaje, simplemente deja de existir. O se transforma completamente en otra cosa diferente.

Reseñas y Crítica

Reneé Ferrer – Escritora

JEU AZARRU Y LA MULTIPLICIDAD NARRATIVA DE DIFERENTES CAMINOS A LA VERDAD

¿Por qué un escritor joven se embarca en la escritura de cuentos que exploran la multiplicidad del tiempo, el espacio, las situaciones más extrañas, la fantasía más audaz, la realidad cotidiana alterada por hechos insólitos, utilizando preferentemente la dialéctica como forma expresiva del caos y lo inusitado, ofreciendo al lector soluciones desconcertantes?

 

Creo que esta variedad temática, de línea quebrada con respecto al tiempo y al espacio y a los posibles habitantes del cosmos, tiene algo que ver con la capacidad de inventar mundos posibles, en los que pueden suceder cosas a las cuales nuestra realidad, por muy fantástica que se presente a veces, no nos tiene acostumbrados. Y creo que esa inventiva del autor, ese andar por los laberintos del caos, de lo raro y lo improbable, se relaciona con la confusa marcha del mundo actual, con los desafíos de la ciencia y la técnica, que ya han dejado de ser tema de ciencia ficción para convertirse en pavorosa realidad, en muchos casos.
Hechos nuevos nos ponen a diario ante situaciones inéditas; la ciencia inventa o descubre factores desconocidos que plantean sucesos, que por la factibilidad de su realización concreta, nos ponen ante situaciones éticas delicadas y disyuntivas de trabajosa decisión. Las características de la vida contemporánea, los conflictos tanto terrestres como interplanetarios, las propuestas que aparecen cada día, con su catarata de innovaciones y de desafíos mayúsculos, potencian la imaginación de este joven escritor generando narraciones tan desconcertantes como la vida misma. ¿En este mundo, en otros, en dónde? Si la vida tal cual la vivimos normalmente es ya desorientadora en muchos aspectos, mucho más inquietante resulta si entramos al plano ficticio que propone Jeu Azarru.

 

Juan de Urraza, da a conocer su obra literaria bajo el seudónimo de Jeu Azarru. ¿Por qué? No lo sé; pero me resulta llamativo que, así como sus cuentos se escapan de la realidad cotidiana, de la ciencia ficción habitual, de la narración fantástica corriente, él también se escape de su propia identidad para ingresar, coherentemente con su poética, a ese ámbito de múltiples aristas y sorpresivos resultados.

 

El libro reúne un buen número de ficciones breves, clasificadas en cuatro secciones: “Diálogos fantásticos”, “Diálogos de amor”, “Monólogos de aquí” y “Otros diálogos, monólogos y pensamientos”. Analizando simplemente los títulos de cada parte del volumen me encuentro que el autor nos plantea formas expresivas tales como la dialéctica, el monólogo, el soliloquio, la meditación, y también se queda en ciertos casos prendido de una realidad habitual. Sea de una forma o de otra, Urraza se plantea desde un inicio la posibilidad de disentir con la realidad, de pensar otra existencia no solo como especulación sino como certeza.

 

Si en su primera novela “La sociedad de las mentes”, Juan de Urraza explora la posibilidad de una vida virtual desde una óptica claramente científica y técnica, y en su anterior libro de cuentos “Verdades futuras y mentiras antiguas (escritas en un presente incierto)”, aborda los caminos de la ciencia ficción, y las variaciones del tiempo, mezclando lo fantástico con lo real y lo posible en diversas niveles témporo-espaciales, en este volumen profundiza y amplía ese espectro creativo, transitando por caminos semejantes, para ingresar al terreno especulativo y filosófico.

 

Poseedor de una prosa precisa y una frondosa inventiva, hijo del tiempo caótico y cambiante en el que se desenvuelve, Juan de Urraza se interna en los vericuetos de situaciones extrañas, amalgamando realidad, ciencia ficción, técnica, cibernética o fantasía, para alcanzar en la obra literaria otros ámbitos posibles de existencia.

 

Enriquecidos frecuentemente con referencias culturales y filosóficas, que nos recuerdan a Borges, abonados con una profusa imaginación, estos cuentos que se escapan de las definiciones habituales, nos arrancan del presente para llevarnos, de la mano de la sorpresa y el asombro, por caminos inquietantes, extraños, cuestionables o absurdos, enfrentándonos con hechos y desenlaces que no se perciben a simple vista, pero están presentes en esa otra realidad que inventa el escritor, o que verdaderamente existe sin que nos demos cuenta.

 

¿Quién lo sabe verdaderamente?

 

 

Delfina Acosta, Crítica Literaria, Diario ABC Color (29/07/2007)

Ha sido presentado recientemente el libro de relatos del poeta y cuentista Jeu Azarru, seudónimo de Juan Urraza. El material literario lleva el sello editorial de Arandurâ.

 

Con mucha creatividad, interpelando -casi- al cosmos, a aquellas obras mayores de la naturaleza, el narrador se sumerge, y nos sumerge (de paso) en una vida llena de hipótesis, de tentativas. Leí un cuento o un relato suyo muy delirante (y que me causó mucha gracia), donde las ideas empiezan a dudar de sí mismas. ¿Que las ideas duden de su propia naturaleza, de su función en el planeta Tierra, no tienden, acaso, un puente al infinito, donde las direcciones se pierden o se encuentran en un mismo punto?

 

Estamos ante un libro donde la imaginación brota a borbotones. La cotidianidad de la vida, las funciones domésticas de los individuos, el verticalismo del hombre masa quedan postergados en la obra, para dar paso a la caudalosidad de los diferentes caminos que pueden llevar, quizás (yo no lo sé), a la verdad.
En un intento por conocerse a sí mismo, el autor pasa bajo el rigor de su lupa, de su pensamiento, toda cosa con apariencia concreta, para ir en la búsqueda de su interior, de su “carozo”, que podría ser infinito.

 

En otras palabras, Jeu Azarru no cree en lo finito. Él es un apasionado de lo infinito, y sobre la infinitud, crea su fantástico mundo literario.

 

Maria Eugenia Pascual – Lectora

Me gustó el libro, me parece que está lleno de ideas asombrosas sobre todo para alguien como yo que no está actualizada en materia de ciencia ficción. Creo que lo que resulta más atractivo además de las propuestas es el hecho de que en realidad no podemos afirmar que las ideas expresadas sean 100% ficción, es decir no podemos pensar “esto es imposible” o “esto nunca podrá suceder”, de alguna manera son relatos en su mayoría futuristas pero escritos en esta altura de la evolución en que los lectores nos encotramos con la refexión de que “bueno es posible que esto pase o llegue a pasar”, por eso me parece que resultan mucho más inquietantes que algo por ejemplo absolutamente fantástico sin mera chance de concreción en la realidad.

 

Otra cosa que te puedo contar es que hay uno en particular que me parece que sale de la línea futurista o científica que tienen los demás, y es el del Fantasma, es horrible ese cuento, quiero decir horrible lo que produce, no que esté horriblemente escrito, je je, sino que resultó muy efectivo en mí por no œe qué razón, la cuestión es que me aterró tanto pero tanto que no lo pude volver a leer, hasta que se lo leí a mi hermana por teléfono hace un rato, pero es que no podía volver a leerlo sola, me produjo una sensación de espanto que me dejó media perturbada, bueno pero yo soy media impresionable también, qué se yo… de adolescente me fascinaban las pelis de terror por ejemplo y ahora de adulta no puedo ver ni una, es como que soy muy sensible al miedo me parece, en fin…

Cuentos de muestra

Polvo

Multitemporal

El Reloj Dorado

Customer Reviews