Galería

Adagios, Réquiems y Allegros

Published Date: julio 1, 2006

Disponible en

$2.99

¿Quieres conocer la obra?  ¡Descarga algunos poemas gratuitamente!

Descarga una muestra
Español

El Libro

“Adagios, Réquiems y Allegros” es el título de mi primer poemario individual publicado. Es una selección de los poemas que considero más interesantes de todas las épocas creativas que pasé hasta el 2006. Como había varias temáticas diferentes en los poemas, entonces los clasifiqué al son de ritmos melódicos musicales, dividiéndo los escritos en tres secciones, según su tenor. El libro se lanzó el 21 de septiembre de 2006.

 

Creo que mis primeros escritos han sido poemas, nada serio, sólo expresiones de mi exterior que salen a flote cuando uno menos se lo espera. Al ir madurando fui cambiando mis tendencias poéticas, y eso queda muy claro en mi obra. Tuve una primera etapa de descubrimiento de la vida y de sentimientos oscuros, luego pasé por momentos románticos y sentimentales, luego de liberación, y finalmente de iluminación espiritual. Intentaré poner algunos ejemplos de cada época más abajo.

 

En el año 2002 obtuve el 3º puesto en el “1º Concurso Nacional Nuevos Talentos de la Literatura – SEP 2002 Poesía”, el cual me llenó de regocijo, puesto que nunca pensé obtener un galardón semejante siendo que mi poesía siempre la consideré como algo íntimo y difícil de compartir. Este premio me sirvió para confirmar muchas verdades sobre lo que creo de la vida, y para continuar con más ganas el trabajo literario. Posteriormente, en el año 2004, fui seleccionado para conformar parte de la antología poética “Sin Fronteras 1 1/2”, lo cual nuevamente me estimuló y empujó a publicar poesía, al menos condensada y seleccionada, en un libro propio.

 

Sobre la poesía tengo dos creencias, las cuales cada día afirmo más, pero más poetas tratan de refutarlas y hacerme entender que estoy equivocado en ellas.

 

Mi primera creencia es que la poesía es personal, íntima, privada. Es la externalización de un sentimiento interior y de una experiencia personal que es sumamente difícil de describir, por cualquier medio. Los escritores usamos la palabra, con sus falencias e intrincadas relaciones y formas, para hacerlo. La poesía es algo que escribimos en un rapto de lucidez, y que refleja un estado interior propio, que nadie más entenderá. Somos nosotros mismos retratados en nuestras palabras, tal cual sentimos o percibimos la realidad en un momento dado, con clara lucidez. Y muchas veces ni siquiera nosotros entendemos lo que quisimos decir o expresar un tiempo después.

 

Por otro lado, creo firmemente que a la poesía nos la dictan inteligencias superiores, y sale del alma de forma directa, sin nudos, sin trabas, sin manoseos y sin análisis que valga. No estimo el trabajo duro del poeta que pule, refina, y crea versos con esfuerzo, puesto que no me parece verdadero. Allí caerán sobre mí, por lo tanto, muchos poetas que hacen poesía de esa forma, invirtiendo mucho tiempo y mucho sudor en construir hermosas frases organizadas perfectamente acorde a geometrías celestes, humanas y a veces esquemáticas. Hasta para el desorden muchas veces existe el esfuerzo. En mi caso no lo hay, y probablemente se note en lo que escribo, y en cómo lo escribo (y no me refiero únicamente a la poesía). Lo mío es alma, pura, tal cual se ha querido expresar.

Reseñas y Crítica

Luis María Martínez – Escritor

 

“Escribir poesía es una función bella y delicada. Es formular una visión del mundo, una manera de ver la vida.

 

Quien escribe por primera vez lo hace con la más bella emoción y con la más cara sinceridad. Aunque en su redacción vayan muchas voces ajenas o extrañas que brotan inesperadamente. Fenómeno que así nace y así se hace.

 

Juan de Urraza lanza con “Adagios, Réquiems y Allegros”, su primer poemario. Son poemas llenos de juvenil emoción y sinceridad, al formularnos al mismo tiempo sorprendentes preguntas que en diversos momentos nos inquietan.

 

Es que de Urraza nos habla de todo: del amor, de las experiencias de la vida, de los caminos que toma la vida, de la melancolía, de la palabra, de los recuerdos, el caminante… Poesía que diverge de lo contemplativo, que huye de la soledad y de una visión moderada. Es poesía sostenida sobre fundamentos de asomos y curiosidad, sobre preguntas requeridas a la vida.

 

Es, en realidad, poesía que atisba a cada rato y requiere respuestas y aproximaciones al ritmo de la vida. Así, por ejemplo formula estas inquietantes preguntas:

 

“¿Será que cuando el viaje termine

habremos aprendido algo?

¿Habremos aprendido algo?

¿Para qué estamos viajando?”

 

De Urraza gesta una poesía de polémicas aristas, pues es la que tiene mayor vitalidad, la que dura más tiempo.

 

La poesía de Urraza aspira a ampliar los sesgos de la vida, al ser como ardorosas muestras de circunstancias, de las que está constituida la vida en general.

 

Hay poemas breves que nos dejan sorprendidos y alelados, como éste que menciona al Rocío:

 

“Soy una pequeña gota de rocío

que se despierta con la mañana

sabiendo que cuando el sol la bese

morirá.”

 

La poesía es ante todo emoción, beso furtivo, o rayo de luz. Es como el suave tacto de la madrugada o como la primera luz del día.

 

La poesía de Urraza tiene que señalamos y mucho más.

 

Menciona, por ejemplo, que el ser humano contiene en su vida una contradicción permanente. Jamás permanece en lo que es ni se siente satisfecho con lo alcanzado. Desea un no se que o emprender vuelos inesperados. Así, entre ambiciones inesperadas y contradicciones inapagables el hombre va construyendo sus días, perfilando su vida.

 

En el breve poema de dos líneas “Yo”, de Urraza formula esta extraña paradoja que mencionábamos:

 

“Sólo tengo tiempo para ser yo…

Y a veces… Ni siquiera eso.”

 

En otro poema amplía esta concepción de otra manera:

 

“La vida es como un rompecabezas…”, lo que constituye la pura verdad.

 

De Urraza se acerca y echa a volar esta inesperada pregunta, tras ser atrapado el ser humano por la desaparición y por toda la eternidad:

 

“¿Qué seremos

Cuándo nuestra vida sea devorada

por el hambre insaciable

que nunca acaba?

 

Algo difícil de explicar, pues la muerte constituye realmente el extremo final de la vida, y que inquieta en algún momento dado a todo hombre:

 

“¿Cómo el ser humano

no va a estar repleto de melancolía,

cuando la muerte espera

y acaba en cada esquina?”

 

Luego, como en coloquio inesperado, el poeta aspirando al parecer a superar esa idea triste, habla del amor, con iluminada frescura, con sutileza:

 

“Oye amor:

Eres para mí lo que yo para ti…”

 

Y hay más, de Urraza no permanece en lo meramente lírico, pues nos sorprende con pensamientos de matices sociales, al mencionar cosas dolorosas que se ven constantemente:

 

“Cuando la burocracia mata a los pobres,

y exime a los ricos.”

 

O tras andar por varios países, donde algunos hablan en guaraní, otros en español, y otros en portugués, tropieza con pobres gentes que piden algo, por lo que llega a esta sentenciosa conclusión: “Los pobres son todos iguales”; es decir iguales de desamparados, iguales de necesitados.

 

A poco el poeta de Urraza como queriendo borrar esas penosas impresiones dadas, en el orden de poemas titulado “Allegros”, nos dice algo más optimista: “La poesía es una emanación de la juventud”, sabio concepto de lo que es en realidad la poesía.

 

y luego hablando del amor quiere la debida correspondencia: “Si te amo, ámame más.”

 

En casi el último poema “El caminante”, de Urraza resume casi toda la concepción del libro y de su poesía, de esta manera:

 

“¿Qué más puede pedir un hombre,

que ser el pontífice de los demás,

el constructor de vidas…”

 

Así, sucesivamente Juan de Urraza nos va dando en su pequeño libro todo un testimonio de vida conmovida, que toma rumbos y aletea por los caminos del mundo.

 

El libro de Juan de Urraza es pequeño pero bello en su contenido y composición. Es que nos habla de muchas cosas, con expresiones de sutilezas, al aproximarse a las muchas conjeturas que tiene la vida.

 

¡Poeta Juan de Urraza! ¡Bienvenido sea al campo de la poesía, a los prados de la ensoñación!

Customer Reviews